Por qué las empresas deberían realizar evaluaciones emocionales

Recursos HumanosInformes

Actualizado el 12 de agosto de 2021

Conocer el estado emocional de un colaborador o empleado de una empresa ya se ha convertido en una práctica habitual y necesaria.

En estos tiempos de pandemia donde se ha implantado el aislamiento obligatorio, se han descubierto comportamientos y emociones que revelan las secuelas ante el confinamiento. Además del temor personal a la enfermedad o a que familiares o amigos se enfermen.

Paranoias, estrés, depresión, ataques de pánico son algunos de los trastornos psíquicos que empiezan a evidenciarse en parte de la población. 

Evitar llegar a ese límite es posible, siempre y cuando se actúe preventivamente. Y eso se puede realizar a través de un diagnóstico emocional de tu personal.

De qué se trata y cómo implementarlo desde el área de recursos humanos, es de lo que vamos a hablarte en este artículo. 

La nueva realidad laboral

Sin dudas, estamos ante una realidad laboral totalmente nueva. Si a inicios del año 2020, nos hubieran dicho que muchas oficinas se iban a convertir en fantasmas. O que gran parte del personal iba a trabajar en la modalidad de trabajo remoto o home-office, habríamos dicho que eso era imposible. Sin embargo, es lo que pasó.

La llegada del Covid 19 expandiéndose por todo el mundo modificó la vida privada y laboral de todas las personas.

El nuevo espacio laboral

En Argentina, concretamente a partir de marzo, todas las empresas debieron tomar medidas al respecto. Y en algunos casos, hasta llegar a re-inventarse en cuanto a modalidad de trabajo.

En primer lugar, algunas de ellas modificaron el espacio laboral. Escritorios a dos metros de distancia, mamparas de separación entre empleados, y planeamiento de circulación han sido algunas de las medidas que han tomado. Además de sistemas de reconocimiento facial y toma de temperatura a la entrada de las oficinas. 

Pero eso no fue suficiente, ya que, en muchos casos, ha sido necesario que parte del personal comenzara a trabajar de manera remota.

El contexto del teletrabajo o trabajo remoto

En un inicio tanto empleadores como empleados aplaudieron esta idea, por sus múltiples beneficios:

Para los empleadores:

  • aumento de la productividad
  • uso más eficiente del espacio
  • capacidad para atraer y mantener talento calificado

 

Para los empleados:

  • permite mayor libertad
  • facilita mayor equilibrio entre la vida profesional y personal
  • fomenta el bienestar 

Sin embargo, fue este último ítem el que muy pronto empezó a ponerse en duda en tiempos de pandemia. Porque si bien es válido para tiempos normales, en momentos de reclusión, como el actual, estar todo el tiempo dentro de un apartamento causa múltiples trastornos de ansiedad, estrés y soledad.

Es así que ya existen empresas que se han planteado mejorar los beneficios para sus colaboradores. Desde implementar flexibilización horaria hasta asistencia médica y psicológica on line. Un 24% de empresas ya ha promovido estos servicios entre su personal. Y un 7% lo complementó con recursos de asistencia financiera. 

Acompañamiento emocional Empresa-Empleado

Si bien la atención psicológica y médica es un factor fundamental por parte de una empresa para acompañar a los trastornos declarados de sus empleados. Es fundamental la prevención de estas situaciones.

Una de ellas es evitar que una persona se sienta deprimida porque no puede salir de su departamento. Lo que puede agravarse aún más, por la obligación de trabajar en un lugar que no es el propicio para concentrarse. Como puede ser un living donde está el resto de la familia haciendo actividades o mirando televisión; o en el dormitorio, sobre la cama, para estar aislado y conseguir concentración.

A lo que se le puede sumar, el no tener contacto diario con el resto de sus compañeros y el miedo a perder el trabajo. 

Todo esto termina convirtiéndose en un cóctel muy peligroso de emociones que daña la salud del empleado y por lo tanto repercute en la productividad de la empresa.

Es a partir de este diagnóstico que algunas compañías han dado prioridad a determinadas actividades y decisiones que buscan el bienestar de sus colaboradores. 

Algunas de ellas tienen que ver específicamente con el ámbito laboral (horarios, mobiliario, etc.) y otras, con actividades a nivel personal (yoga, clases de gimnasia, entre otras). 

El porcentaje de empresas que ya lo ha implementado o está por implementarlo, según una encuesta de Willis Towers Watson, es:

  • 55% horarios flexibles de trabajo.
  • 45% contención psicológica.
  • 33% clases virtuales de yoga.
  • 31% entrega de monitor y teclado.
  • 23% entrega de silla ergonómica.
  • 12% pago de Internet.

Se debe mencionar además que un 31% de las empresas encuestadas se decidió por la implementación de los programas wellness que incluyen meditación, yoga, streching y comida saludable. 

Y el 40% de las compañías para brindar seguridad laboral implementó un refuerzo de su programa de capacitaciones virtuales.

Ejemplo de empresas que realizan actividades 

En Estados Unidos ya existen muchas de renombre que están llevando adelante actividades originales.

Una de ellas, Nimbus Therapeutics inició hacia finales de agosto, a través de Zoom, una clase de construcción de ukelele. Previamente se habían enviado a los empleados kits de bricolaje para que estuvieran listos para la construcción. Pero la clase no terminó allí, sino que se complementó con un profesor de música.    

Por su parte, Arrakis Therapeutics una empresa de medicamentos oncológicos y genéticos, tuvo que superar su “Virtual Pizza Friday” que promovieron al inicio de la pandemia. 

Y fue así que contrataron a un barman profesional para dirigir una clase virtual de preparación de cócteles. Por supuesto Arrakis envió los ingredientes a los hogares de sus empleados, quienes solo debieron sentarse frente a su computadora y aprender guiados por el barman, a hacer su propio trago.

En tanto Rome Therapeutics contrató a un cómico para que hiciera una función virtualmente. 

Y Schrödinger, una empresa de biotecnología y software está obsequiando entre sus empleados y recién contratados: juegos de mesa, parlantes Amazon Echo, suscripciones a Netflix.

Pero eso no es todo, la compañía tiene un parque virtual para perros así se puede conocer a las mascotas de los compañeros. Además de promover juegos virtuales de misterio y clases de educación física a través de Zoom para empleados y sus hijos como una manera de promover la unidad familiar.

Pero por supuesto, además de acompañar al empleado con actividades creativas, divertidas y educativas, es fundamental acompañarlos en su travesía emocional.

Cómo conocer el estado emocional de tu equipo de trabajo

Conocer el estado emocional de los empleados es fundamental.

Primero, porque se trata de una persona que puede estar atravesando una dificultad y se le está ofreciendo una forma de detectar el problema y encontrar una posible solución.

Segundo, porque al tener una tarea dentro de la compañía, sus problemas afectan su rendimiento y la comunicación con el resto del equipo de trabajo.

Por esa razón, desde TSS, te proponemos nuestra “Evaluación Emocional en Pandemia”.

¿Qué es la Evaluación Emocional en Pandemia?

Se trata de una Evaluación preventiva, aunque también se puede realizar ante un colaborador que ya muestra signos de algún problema.

Mediante esta evaluación, tu empresa conoce el estado emocional del empleado y su rendimiento laboral además de posibles desafíos o problemas que podría estar enfrentando emocionalmente.

¿Cómo se realiza?

Se efectúa a través de una entrevista virtual con un psicólogo y consta de dos pasos:

1.Evaluación emocional

2.Evaluación grafológica

1-La evaluación emocional

Se trata de una conversación entre el empleado y el profesional quien se encarga de hacer determinadas preguntas al colaborador.

A través de ellas se lo guía para que hable sobre las situaciones más relevantes por las que pasó en estos meses de pandemia. 

Y a su vez cómo está viviendo todo este proceso en la actualidad, tanto él como su contexto familiar. Sus dudas, sus temores y preocupaciones, como puede ser el miedo real a la muerte, el cambio abrupto en su vida cotidiana, la situación laboral, si tiene suficientes ingresos para hacer frente a los gastos del hogar, etc.

Además de realizar una evaluación de la situación emocional, a través de la escucha activa se le facilita a la persona que disminuya sus niveles de angustia y ansiedad. Y a su vez, se puede determinar si necesita algún tipo de tratamiento o abordaje psicológico posterior.

2-La evaluación grafológica

Es un test grafológico que consta de párrafos que escribe de forma manuscrita el empleado mientras se realiza la entrevista. 

El análisis de la escritura de una persona facilita no solo conocer el contenido que ha querido expresar a través de la palabra escrita. Sino también los elementos inconscientes que aparecen en cada rasgo gráfico.

Esto permite profundizar el diagnóstico que se realiza en la entrevista oral.

 

Posteriormente una vez finalizada la entrevista, y efectuada la evaluación emocional y grafológica, el profesional elabora un informe que envía a tu empresa con las recomendaciones correspondientes. 

De este modo, podrás apoyar y acompañar a tu colaborador, tomando las decisiones correctas. 

 

Ante los cambios tan profundos en nuestra vida cotidiana y laboral, tu empresa puede convertirse en el sostén para apoyar y acompañar a todo tu personal realizando una “Evaluación Emocional en Pandemia”. 

Si querés contactarnos para solicitarla o por alguna consulta o asesoramiento visitá https://tss.com.ar/recursos-humanos/informes-laborales/

Nueva llamada a la acción
Nueva llamada a la acción

Suscribite a nuestro Newsletter